LA VENTANA DE LA ILUSTRACIÓN Y EL ENTRETENIMIENTO

Blog personal

Un blog en el que hablamos de cómic y literatura desde un punto de vista personal y subjetivo

RECOMENDACIÓN: "KNOCK OUT", DE JACK LONDON Y ENRIQUE BRECCIA

Escrito por 03JOSEMANUEL03 25-09-2016 en RECOMENDACIÓN. Comentarios (0)

«En los primeros rounds, la cosa será feroz. Es la especialidad de Ponta. Es un bruto que intenta todos los golpes juntos, un torbellino que quiere tumbar al otro en los primeros rounds. Ha enviado a varios a la lona, algunos más inteligentes y fuertes que él. Mi problema es resistir, eso es todo. Entonces, estará a punto. Iré a buscarlo, ya lo verás. Sabrás cuándo voy a buscarlo, y lo haré pedazos».

La editorial Libros del Zorro Rojo incluyó en la antología "Knock Out" tres narraciones breves de Jack London sobre boxeo, ilustradas por Enrique Breccia, que recrean tres historias de boxeadores, tres fascinantes narraciones cuya intensidad crece página a página hasta alcanzar la perfección. 

Publicado por entregas entre abril y mayo de 1905 en The Metropolitan Magazine, "El combate" narra un suceso del que London fue testigo directo, el fatal desenlace de un boxeador en el West Oakland Club. La obra provocó numerosos titulares en la prensa norteamericana por parte de algunos críticos que rechazaron su final; la polémica cesó cuando Jimmy Britt, campeón mundial de peso ligero, reconoció que London sabía muy bien de qué hablaba y lo invitó a mediar como "referee" en su combate ante Battling Nelson. London declinó, finalmente la propuesta, pero se aseguró un lugar en primera fila cubriendo la pelea para The Examiner. 

Escrito entre abril y mayo de 1909, "Un bistec" tá considerado entre los mejores relatos de boxeo que se hayan escrito. Cuenta la historia de Tom King, un veterano boxeador, cuya familia se encuentra azotada por el hambre. La noche del combate, su mujer ayuna y envía a los hijos a dormir sin cenar para que Tom pueda comer un plato de gachas y enfrentarse a Sandel, joven y ascendente luchador. 

Publicado, en agosto de 1911, por The Saturday Evening Post, "El Mexicano"  recrea la vida de Joe Rivers, pseudónimo de José Ybarra, un boxeador en el exilio que destinaba lo recaudado en sus peleas a la causa de la Revolución Mexicana.. 

Publicado en 2011, "Knock Out" tiene 136 páginas y puede ser adquirido por un precio de de 19,90 euros.

RECOMENDACIÓN: "NAPOLEÓN", DE ALEJANDRO DUMAS

Escrito por 03JOSEMANUEL03 25-09-2016 en RECOMENDACIÓN. Comentarios (0)

El día 15 de agosto de 1769 nació en Ajaccio un niño que recibió de sus padres el nombre de Buonaparte y del cielo el de Napoleón.

La historia de Napoleón ha hecho soñar y ha inspirado a numerosos escritores y novelistas. Uno de ello es Alejandro Dumas, el autor de "Los Tres Mosqueteros" o "El Conde de Montecristo", cuyo padre fue general del propio Emperador.

Para el monarquico que fue Balzac, Bonaparte fue un gran Rey, perteneciente a la tradición de Luis XI o Luis XIV, al mismo tiempo que el gigante de la Revolución.

En sus "Memorias de Ultratumba", Chatubriand recordaba como "el soldado y el ciudadano, el republicano y el monárquico, el rico y el pobre colocan igualmente los bustos y los retratos de Napoleón en sus hogares, en sus palacios o en sus chozas".

Con su biografía sobre Napoleón, escrita de forma esquemática, Dumas, anticipándose al regreso a Francia de las cenizas del Emperador en 1840, supo captar mejor que nadie la cresta de la ola del entusiasmo napoleónico para, de una forma breve, sencilla y fácil de leer, escribir en el momento justo el libro apropiado. 

Con paso preciso y rápido, acompañaremos a Bonaparte en la carrera que recorrió como General en Jefe, Cónsul, Emperador y prescrito. Después lo veremos reaparecer, cual rápido meteoro y brillar un instante sobre el trono, le seguiremos a la isla dónde fue a morir. Viajaremos a una época en que cada cual llegaba a su destino corriendo. 

Cuando emprendió la marcha para conquistar Italia, se encontró con un ejercito sin ninguna disciplina, sin municiones y sin equipo. Apenas se instaló en el cuartel general, se dirgió a los soldados, y mostrándoles Italia con la mano, les dijo: 

"- ¡Compañeros! Carecéis de todo en medio de estas rocas. Fijad los ojos en las ricas llanuras que se extienden a vuestros pies: nos pertenecen y vamos a tomarlas".

Éste era, poco más o menos, el discurso que Aníbal había dirigido a sus soldados mil novecientos años antes; y desde aquella época, no había pasado entre los dos hombres más que uno digno de compararse con ellos: César.

Su juventud, cuanto tomó el mando del ejército, causo asombro a los soldados veteranos, por lo cual resolvieron conferirle ellos mismos los grados inferiores que al parecer le había dispensado el Gobierno. Como consecuencia, se reunían después de cada batalla para conferirle un grado y cuando entraba en el campamento le recibían los más viejos veteranos, saludándole con su nuevo título. De este modo fue nombrado Cabo en Lodi yde aquí el sobrenombre del "Pequeño cabo" con que designaron siempre a Napoleón.

A la edad de veintisiete años, Bonaparte empuñaba con una mano la espada que dividía los Estados y tenía en la otra la balanza con la que pesaba los Reyes. Inútil era que el Directorio le intentase marcar alguna pauta, pues el dirigía su propio camino; y si áun no mandaba, tampoco obedecía ya. Napoleón era como el sol en el horizonte y ciegos eran aquellos que no habían visto su esplendor. La República Francesa había conquistado Italia y la sobrevolaba dominante

En 1789 ya no había espacio bastante para Bonaparte en Europa; era una ratonera. Consideraba que jamás había habido gandes imperios y revoluciones más que en Oriente, dónde vivían seiscientos millones de hombres. Era preciso ir allá, pues de allí venían las grandes hazañas. Napoleón necesitaba superar a todos los hombres célebres: había hecho ya más que Aníbal y llegó a ser tan grande como Alejandro César: su nombre faltaba en las pirámides, dende estaban inscritos esos dos grandes hombres.

Una vez llegado al poder absoluto, Bonaparte se ocupó de organizar un imperio a su medida. Se creó una nobleza popular que sustituyera a la antigua nobleza feudal. Como las diferentes Órdenes de Caballería habían caído en el descrédito más absoluto, Napoleón instituyó la Legión de Honor. Hasta ese momento, la más alta distinción militar era el Generalato; Bonaparte instituyó doce Mariscales. Estas doce personalidades habían sido sus compañeros de fatigas y no tuvo ue ver para nada en su nombramiento el lugar de nacimiento ni ningún otro privilegio, pues todos tenían el valor por padre y la victoria por madre. En el momento de su coronación, todo concluyó para la República y, a partir de ese instante, la Revolución se hizo hombre. 

Europa se vio obligada a dejarle obrar a su antojo. En el momento del cenit de su gloria, el Imperio comprendía ciento treinta departamentos, extendiéndose desde el océano bretón hasta los mares de Grecia, desde el Tajo hasta el Elba: ciento veinte millones de hombres, obedeciendo a una sola voluntad, sometidos a un poder único y avanzando en una misma dirección, gritando en ocho lenguas diferentes: ¡Vive Napoleón!

Bonaparte siempre conservó el sentido del humor y así solía decir: "Cuando yo haya muerto, encontraré en el cielo a mis valientes en el cielo; Kléber, Desaix, Bessiéres, Duroc, Ney, Murat, Masséna, Berthier saldrán a mi encuentro. Me hablarán de los que hemos hecho juntos y yo le contaré los últimos acontecimientos de mis vida; al verme de nuevo, se volverán todos locos de entusiasmo y de alegría.Hablaremos de nuestras guerras con Escipión, César, Anibal, y esto nos causará sumo placer. A no ser -añadió sonriendo-, que allá arriba se asusten de ver tantos guerreros juntos".

Si Bonaparte es recordado como precursor de la unidad europea, ello se debe en que convirtió la mayor parte del continente en dominio suyo al frente de los ejercitos franceses. Cada nuevo movimiento de ampliación de los dominios de Bonaparte trajo consigo el germen de nuevos enfrentamientos. No obstante, Napoleón fue el hombre que abolió instituciones tan anacrónicas e injustas como el Tribunal de la Inquisición y los derechos feudales. Suprimió las justicias particulares. No hubo ningún sacrificio personal, ni aún el de la vida, que no estuviese a hacer en obsequio a Francia.

"Napoleón", que fue publicado por Espuela de Plata, tiene 384 páginas y puede ser adquirido por un precio de 22,00 euros.

RECOMENDACIÓN: "EL PRIMER HOMBRE DELGADO", DE DASHELL HAMMETT

Escrito por 03JOSEMANUEL03 25-09-2016 en RECOMENDACIÓN. Comentarios (0)

Corría el año 1930 cuando, después de haber escrito los diez primeros capítulos de una novela titulada "El Hombre Delgado", Dashiell Hammett decidió, sorpresivamente, abandonar ese proyecto y guardar en un cajón las páginas que llevaba escritas.

Años después, rescató del olvido el título  "El Hombre Delgado" y alcanzó un triunfo rotundo. Pero su segundo "Hombre Delgado" era muy diferente del primero. Su protagonista, un detective profesional, se vio transformado en un millonario aficionado a la investigación criminal. Los sonidos descarnados de las calles y los tugurios fueron sustituidos por los salones elegantes y selectos en los que se desarrollaban las fiestas de la alta sociedad. La violencia brutal de los bajos fondos se mudó en bromas y cócteles sofisticados.

Milagrosamente, esas páginas del primer "Hombre Delgado", que se habían dado por perdidas, fueron rescatadas del olvido,, en 1975, por la revista City Magazine, que publció el que, en palabras de Justo Navarro, "probablemente sea el último testimonio de novela negra auténtica, tal como Hammett la inventó". 

"El primer hombre delgado", que fue publicado por la colección Únicos de Seix Barral, tiene 128 páginas y puede ser adquirido por un precio de 10,00 euros.

RECOMENDACIÓN: "UN HOMBRE MUERTO", DE NGAIO MARSH

Escrito por 03JOSEMANUEL03 20-09-2016 en RECOMENDACIÓN. Comentarios (0)

Ngaio Marsh desplegó su habitual talento narrativo en "Un hombre muerto", uno de los clásicos más populares de la  novela de misterio británica durante el periodo de entreguerras.. 

"Un hombre muerto" reúne los ingredientes necesarios para atrapar al lector desde la primera página y sumergirlo en un delicioso de fin de semana en la campiña inglesa.

Tendremos la ocasión de visitar Frantock, la magnífica casa de campo propiedad de Sir Hubert Handesley, así como de disfrutar de sus bellos  paisajes entretejidos de pequeños campos y lomas.

Allí, en mitad del ajetreo de los criados, de los caballeros de esmoquin y de las hermosas damas vestidas de seda, nos mezclaremos entre los invitados y participaremos en una divertida variante del popular pasatiempo de salón conocido como el Juego del Asesino. 

No obstante, nadie se reirá cuando apenas iniciados los preparativos nos encontraremos con el cadáver de uno de los participantes...

Una colección de coartadas, un mayordomo desaparecido y un intricado rompecabezas de traiciones aguardarán en la escena del crimen al inspector Roderick Alleyn, enviado por Scotland Yard para desenmascarar al principal intérprete del mortal divertimento.

"Un hombre muerto", que ha sido publicada por la colección Libros del Tiempo de Ediciones Siruela, tiene 184 páginas y puede ser adquirida por un precio de 16,95 euros.

NOVEDAD: "L´ETOILE DU DÉSERT. TOME 3", DE STEPHEN DESBERG Y HUGUES LABIANO

Escrito por 03JOSEMANUEL03 20-09-2016 en NOVEDAD. Comentarios (0)

Han transcurrido cerca de veinte años desde que Stephen Desberg y Enrico Marini narraron, en los dos primeros volúmenes de la serie "La Estrella del Desierto", la historia de la venganza de Matt Montgomery: y su hija.

Concebido por el guionista Stephen Desberg como una precuela, este tercer volumen de "La Estrella del Desierto" nos traslada a los tiempos del Salvaje Oeste y los primeros enfrentamientos entre  los primeros colonos y las tribus indias.

En esta ocasión, Enrico Marini ha sido sustituido por el veterano dibujante Hugues Labiano (Dixie Road). 

Aquí compartimos con nuestros lectores las primeras páginas del tercer volumen de "La Estrella del Desierto"